¿Qué es depósito bancario?

Depósito bancario

Un depósito bancario consiste en un contrato que permite a una entidad financiera obtener de un cliente un importe monetario del que podrá prescindir libremente por un período establecido, remunerando a veces su utilización con intereses.

En algunos supuestos, el banco ofrece una compensación al cliente a cambio del depósito, no obstante, generalmente el contrato es exclusivamente para conservar el dinero, debido a que es considerado como la forma más fiable para ahorrar.

Índice

Características

El depósito bancario presenta principalmente las siguientes características:

  • Rentabilidad: produce intereses financieros mientras dure el contrato.
  • Seguridad: proporciona protección del depósito.
  • Simplicidad: el proceso del contrato de depósito bancario es ágil y simple.
  • Cancelación anticipada: por lo general, las entidades financieras disponen de una cláusula que permite retirar el dinero del cliente con antelación a la fecha fijada.

Tipos

Depósito a la vista: el más habitual en el mercado financiero, pues permite tener a disposición el dinero del cliente siempre que lo necesite, con independencia del plazo de vencimiento. Este condicionamiento provoca que su rentabilidad resulte la menos elevada que se puede obtener en un depósito bancario.

Depósito a plazo fijo: se trata de una colocación realizada por tiempo determinado que no permite la retirada del dinero depositado. La rentabilidad guarda relación directa con el término del depósito; mientras más largo sea el plazo, mayor deberá ser la ganancia esperada.

Leer también:  ¿Qué es prueba defensiva?

Significados relacionados...

Subir

El sitio web utiliza cookies para dar un muy buen funcionamiento a nuestros visitantes. Más información.